625072128

La depresión en adolescentes

depresión adolescentes

Según las estadísticas, el 40% de la población Española sufre o ha sufrido algún cuadro de depresión o ansiedad; es decir, el equivalente a 6 millones de personas. En el caso de los adolescentes, afecta a un 2,3% de aquellos con edades entre los 13-14 años, así como al 3,4% de los que ya han cumplido 18 años.

Los adolescentes se encuentran en un proceso de cambios que pondrán nuevas normas en sus vidas. Muchas veces es complicado saber si se están adaptando bien a esos cambios o si no lo están llevando de la forma que cabría esperar y necesitan ayuda extra.

Estas son algunas claves para identificar una posible depresión en adolescentes pero recuerda que sólo son factores orientativos; en cualquier caso, tan solo el facultativo podrá establecer un diagnóstico.

Claves para identificar la depresión en adolescentes

·Problemas para conciliar el sueño: Los problemas para dormir son un síntoma de depresión. Si el joven duerme poco o pasa poco tiempo en la cama, puede estar deprimido y en las primeras fases de este problema.

·Cambios en los hábitos de alimentación: si comen mucho o poco prácticamente de la noche a la mañana, tampoco es bueno. Estos trastornos podrían relacionarse con problemas como anorexia o bulimia.

·Pérdida de interés en ciertas actividades: Otro síntoma de depresión es el hecho de que el joven haya perdido el interés en actividades que antes le gustaba hacer.

·Soledad: Si últimamente está casi siempre solo, si rehúye de sus amigos y ha perdido interés en ellos, también puede ser un síntoma muy característico.

·Cambios de humor de un momento a otro: El hecho de estar tristes e irritables de un momento a otro es una especie de llamada de atención que nos indica que algo malo está pasando. La ira y el llanto espontáneo, sobre todo en los jóvenes, debería ser un motivo preocupación.

·Reducción del rendimiento escolar: Una persona deprimida, ya sea o no un adolescente, no tiene mucha capacidad para concentrarse; les costará recordar los datos y tomar ciertas decisiones. Si detectamos que el rendimiento escolar ha caído prácticamente de la noche a la mañana, es indicativo de que algo pasa.

·Baja autoestima: Un sentimiento de culpa exagerada, críticas exageradas sobre sí mismo o ciertos comentarios autodespectivos también nos están indicando una posible depresión.

·Comportamiento violento: Ciertos comportamientos violentos con otros compañeros, el consumo de alcohol y de drogas, incluso el hecho de experimentar determinados comportamientos sexuales de riesgo, también debería de ser investigado.

·Pensamientos suicidas: Frases como “Me quiero morir” o el hecho de no encontrar sentido en sus vidas suponen la prueba definitiva de que el adolescente necesita ayuda inmediata.

El psicólogo determinará la mejor manera de proceder ante cada caso; si se debe de tratar con terapia, si también se proporcionarán fármacos para poder combatir la depresión, si se deriva al paciente al psiquiatra o cualquier otro tipo de protocolo relacionado.

En cualquier caso, conviene estar pendientes y actuar de inmediato ante cualquier síntoma anómalo.

La depresión en adolescentes
5 (100%) 8 votes