625072128

Apego desorganizado: analizamos sus características y efectos

En psicología, entendemos por apego al vínculo emocional profundo y duradero que todos establecemos con las personas importantes en nuestra vida. El primer vínculo de apego se establece en la infancia, entre los niños y sus tutores o cuidadores. Los tipos de apego que se desarrollan en la infancia suelen tener un gran impacto en las relaciones y comportamientos emocionales a lo largo de la vida adulta. Hay varios tipos, pero hoy queremos centrarnos en explicar en qué consiste el apego desorganizado.

Qué es el apego desorganizado

El apego desorganizado se observa en niños que muestran comportamientos erráticos y contradictorios hacia sus padres o cuidadores, como resultado de un entorno de crianza caótico o abusivo.

Características del apego desorganizado

El apego desorganizado tiene un gran impacto en las personas porque es un rasgo que puede afectar a diferentes áreas y etapas de la vida. En muchos casos tienen dificultades para regular sus emociones y, con frecuencia, sufren problemas emocionales como ansiedad, depresión y otros trastornos.

Además, suelen tener verdaderas dificultades para establecer relaciones sanas con otras personas, tanto a nivel personal como académico y profesional.

Apego desorganizado en niños

El apego desorganizado es un patrón de apego que se manifiesta cuando el niño se desarrolla en una familia con un estilo parental impredecible o negligente. Esto genera una gran inseguridad tanto ante la presencia como ante la ausencia de sus cuidadores. Es decir, el niño no tiene una estrategia adecuada para manejar el estrés que le provoca la separación y el reencuentro con sus figuras de referencia, debido a que estas son, al mismo tiempo, fuente de angustia y de consuelo.

Apego desorganizado en adultos

En la edad adulta, las personas con apego desorganizado tienen a tener grandes dificultades en sus vínculos emocionales y pueden tener comportamientos contradictorios y desconfiados en sus relaciones. Suelen sentir una fuerte necesidad de cercanía, pero al mismo tiempo rehúyen la intimidad, lo que crea un bucle de atracción y rechazo en sus interacciones con los demás.

Apego desorganizado en parejas

El apego desorganizado en adultos en pareja puede llevar a conflictos frecuentes y una sensación de inseguridad constante, tanto para ellos como para sus compañeros. Estas personas muestran una mezcla de comportamientos muy confusos, de forma que pueden ser evasivos y al mismo tiempo dependientes, lo que puede generar una gran angustia e incomprensión por parte de sus parejas.

Cómo tratar el apego desorganizado

Aunque el tipo de apego se establece en la infancia y perdura en la edad adulta, no significa que sea un patrón inamovible. Se puede trabajar en ello para rehacer la forma en la que nos relacionamos con los demás y con nosotros mismos.

¿Cómo se trata el apego desorganizado en terapia? Se pueden utilizar diferentes estrategias como la terapia cognitivo-conductual, la terapia de apego y la terapia basada en la mentalización, para ayudar a los individuos a desarrollar estrategias más saludables para manejar sus emociones y relaciones. También es importante que el paciente entienda cómo son sus patrones de apego y cómo se iniciaron, para reconstruir su propia narrativa e integrar sus experiencias pasadas desde una perspectiva más positiva.

 

Si te identificas con los rasgos del apego desorganizado, no dudes en acudir a un profesional que te ayudará a relacionarte con el mundo de una forma más estable, saludable y feliz. En nuestra consulta de psicólogos en Jaén, Marisa Gómez Armenteros y su equipo pueden ayudarte a evolucionar y sentirte mejor.