625072128

Miedo a las tormentas como superalo o Brontofobia

fobia y miedo a las tormentas

La brontofobia es el miedo a las tormentas, forma parte de los trastornos asociados a la ansiedad, sus síntomas, causas y terapias son comunes a los otros. Todos los afectados por esta fobia evitan acercarse o estar presente en sitios donde pueden generarse rayos, truenos y tormentas. Como cualquiera angustia específica, esta presenta la característica de ser un temor fóbico estimulado por un rechazo particular: las tormentas. Superar esta ansiedad desarrollada durante la niñez, en la adolescencia y adultez, se logra con educación; aunque algunas veces se requiere un psicólogo.

¿Cuáles son los síntomas y las posibles causas?

Las personas que sufren de este problema presentan un temor irracional, fuera de lo normal, exagerado en relación con la intimidación que representa el desencadenante fóbico, en este caso los ruidos del rayo, trueno, viento, lluvia y granizo durante las tormentas. La brontofobia presenta síntomas físicos, cognitivos y conductuales, los físicos muestran aumento del ritmo cardíaco y de la respiración, sudoración, temblores, exaltación de los ojos, mareos, nauseas, dolor de estómago y tensión muscular.

Entre los síntomas cognitivos la persona afectada presenta nerviosismo, angustia, tensión, los cuales emergen junto con los síntomas físicos. Afloran pensamientos negativos y se retroalimentan con los síntomas físicos, aumentando con ello la ansiedad y angustia. Los síntomas conductuales aparecen cuando los estímulos desencadenantes se presentan. El miedo afecta la conducta y la persona intenta evadir y escapar para evitar que la tormenta le cause daño.

El temor y la aversión fóbica de quienes sufren brontofobia es irracional, por lo general está basado en ideas confusas, incorrectas e incongruentes aprendidas cuando niño no corregidas. Estás ideas erradas sobre la real posibilidad de sufrir peligros ante los fenómenos atmosféricos de las tormentas, hacen persistente la repugnancia a los estímulos fóbicos, producto de la desinformación, ignorancia, ideas incongruentes y conclusiones sacadas al respecto fuera de toda lógica.

El diario vivir de quienes sufren esta fobia, ¿cómo superarla y cuándo solicitar ayuda?

Ante cualquier posibilidad de aparición de los estímulos generadores del rechazo fóbico, quienes sufren aversión a las tormentas alteran su conducta, pierden la cordura y realizan movimientos incoherentes, elusivos, de huida y escape. Ante cualquier ruido parecido a los de las tormentas entran en pánico. El recelo en quienes padecen brontofobia no son capaces de controlarlo, ni tampoco las respuestas que genera cuando entran en pánico

Quienes padecen esta aversión tienen problemas de calidad de vida, los estímulos desencadenantes transforman su conducta, afectando el comportamiento durante el trabajo y quehacer diario. Existen tratamientos eficaces para abordar este problema, la psicoterapia mediante tratamiento cognitivo conductual resuelve la angustia en forma definitiva. El tratamiento expone a quien sufre ansiedad ante los estímulos desencadenantes de las tormentas hasta acostumbrarse a ellos. Asistido por terapias de relajación y cognitiva para superar los síntomas.

Cuando la fobia resiste los intentos de la educación para corregir las ideas erradas causantes del miedo y la ansiedad, y las terapias de relajación y cognitiva no han logrado el propósito de superar los síntomas, ni tampoco acostumbrarse a la naturaleza de las manifestaciones de las tormentas, es señal de la necesidad de buscar ayuda profesional. Un psicólogo es necesario para determinar el camino terapéutico más acertado para resolver el problema.

Valorar