625072128

Cómo evitar caer en el Sindrome del Cuidador

Cómo evitar caer en el Sindrome del Cuidador
Cuidar de una persona enferma puede ser una tarea agobiante e incluso desencadenar cuadros de estrés, ansiedad y agotamiento, especialmente si se trata de un familiar, cónyuge o amistad. De no tomar las medidas necesarias las personas encargadas del cuidado de otras personas verán afectadas sus capacidades físicas, mentales y de interacción social. 

Sindrome del cuidador

El síndrome del cuidador es un trastorno psicológico que suele afectar la calidad de vida de las personas encargadas de cuidar pacientes con enfermedades degenerativas o depresivas principalmente. 

Síntomas del sindrome del cuidador

El síndrome del cuidador presenta síntomas psíquicos y síntomas físicos: 

– Síntomas psíquicos

Los más comunes son sentimientos de apatía, soledad, paranoia, culpa y tristeza y de no acudir a un psicologo a tiempo se pueden desarrollar crisis de ansiedad, estrés y cuadros depresivos. 

– Síntomas Físicos

Insomnio, cansancio, dolores de cabeza, dolores musculares, taquicardia, ulceras gástricas, resfriados frecuentes, falta de concentración y falta de apetito son algunos de los síntomas físicos que suelen presentar las personas afectadas por este síndrome, sin embargo, no acuden al médico y optan automedicarse, lo que acaba por empeorar la situación y desencadenar problemas de salud más graves. 

Cómo evitar padecer el sindrome del cuidador

Las personas encargadas de cuidar pacientes deben continuar con su vida personal y social lo más activa posible para evitar caer en el síndrome del cuidador, algunas recomendaciones son: 

Practicar deportes o actividades físicas

Los deportes y actividades físicas no solo mantienen el cuerpo en excelente estado, también ayudan a oxigenar el cerebro, producen endorfinas y distraen la mente. Fútbol, natación, caminatas y yoga son excelentes opciones. 

Conocer la enfermedad del paciente

consultar con especialistas y averiguar acerca de la enfermedad del paciente es muy importante, de esta manera, el cuidador sabrá cómo evoluciona la enfermedad, que cuidados dar al paciente y no se sentirá culpable al creer que algo está haciendo mal. 

Dormir 8 horas continuas

Descansar al menos 8 horas diarias es necesario para que el cuerpo y la mente descansen y se recuperen efectivamente, evitará la irritabilidad y dolores de cabeza. 

Compartir con otras personas

Para un cuidador resulta vital compartir con otras personas y desconectarse por unas horas del cuidado del paciente, de esta forma, mantendrá su mente activa y no convertirá al paciente en el centro de su vida. Comidas, paseos, compras, fiestas son algunas de las actividades recomendadas. 

Aprende a identificar si la persona sufre síndrome del cuidador

Las personas que padecen este síndrome suelen manifestar ciertas conductas que de ser detectadas a tiempo pueden alertar a sus familiares y amistades para buscar la ayuda psicológica que el cuidador necesita, entre ellas destacan 

-Conducta agresiva y defensiva. 
-Irritabilidad. 
-Desinterés por actividades que anteriormente le gustaba realizar. 
-Aislamiento social y familiar. 
-Insomnio. 
-Crisis de ansiedad. 
-Depresión. 
-Aspecto físico descuidado. 
-Negación ante la sugerencia de que otra persona cuide del paciente. 

Cuándo acudir a un psicólogo

Apenas se evidencien algunos de los síntomas antes descrito se debe acudir a un psicólogo en busca de ayuda, de esta manera, el cuidador evitará pasar a ser un paciente. Reconocer que se tiene un problema es el primer paso para superar el síndrome del cuidador. Estudios realizados por diversos especialistas demuestran que más del 70 % de los cuidadores han padecido de ansiedad y estrés en alguna ocasión y solo un 40 % han acudido al psicologo en busca de ayuda.

Valorar