625072128

Terapia psicólogos en Jaén para niños

Los niños también son propensos a presentar algunas emociones como depresión, estrés, ira, miedo o tristeza y celos entre otros. Estas manifestaciones, aunque puede que no signifiquen nada, también podrían derivar en un comportamiento agresivo, en la presencia de problemas relacionados con el lenguaje, con la reducción de su rendimiento escolar… y aunque en menor porcentaje, también podría sumir al niño en un estado de presión que hasta podría conducir al suicidio.

La infancia es probablemente la etapa más importante de nuestra vida y es que en ella aprenderemos las bases, las reglas de cómo funciona todo y a lo que nos vamos a tener que enfrentar de cara al futuro. Todos aquellos problemas que se presenten en esta etapa y que no se solucionen, se irán extendiendo y haciéndose más grandes, lo que podría repercutir en la calidad de vida de cada individuo.

El niño también podría estar experimentando un caso de bullying o de acoso escolar, pero puede ser que no se atreva a contarlo a nadie. Puede estar sufriendo de estrés producido por el divorcio de sus padres o por problemas en su relación de pareja. Puede estar mal por no adaptarse a un nuevo curso escolar o mismo, a una nueva ciudad después de una mudanza…

Por estas razones, nosotros te proponemos nuestra terapia psicológica en Jaén para niños. Analizamos cada caso de forma individual para poder llegar al foco del problema y dar el tratamiento adecuado. El niño verá al psicólogo como una especie de guía, un soporte en el que se podrá apoyar para poder contar todo aquellos que no se ha atrevido a decir a ninguna otra persona.

Intervenimos en los siguientes campos, en nuestra clínica de psicología en Jaén

  1. Desarrollo de una sana Autoestima
  2. Desarrollo de técnicas de estudio eficaces
  3. Desarrollo de Habilidades Sociales y Asertividad
  4. Trastornos de la Conducta Alimentaria
  5. Fobias
  6. Ansiedad

¿Cuándo hay que llevar a un niño a una terapia psicológica para niños?

Por lo general, habrá que acudir a esta terapia si se presentan estos síntomas:
-Problemas en el habla o dificultades de aprendizaje.
-Dificultad para relacionarse
-Cambios de humor constante y repentino.
-Presencia de dolencias físicas en aumento.
-Presencia de conductas anormales (sobre todo cuando estamos hablando de cuadros de ira incontrolables, pérdida del apetito, tristeza, depresión).

Por otra parte, si ha experimentado de forma reciente la pérdida de un ser querido (un amigo o familiar), si los padres se están divorciando/separando, si ha cambiado de colegio o ciudad, no vendría mal una evaluación en una terapia psicológica para niños para descartar problemas más importantes de cara al futuro.